Conocerás las dificultades que enfrentaron los mexicanos independientes en la conformación de una nación, su forma de organización, constitución, instituciones y leyes, pues no existía una visión única y todos luchaban por defender lo que pensaban, para implantar sus proyectos de nación. Esto provocó cambios de modelos de gobierno federalistas y centralistas, en muy corto tiempo, generando incertidumbre e ingobernabilidad en el territorio independiente. En este proceso de definiciones, que va de 1821 a 1876, se promulgaron dos constituciones liberales y algunas centralistas, el país perdió más de la mitad de su territorio, enfrentó intervenciones extranjeras, tuvo un segundo imperio con un gobernante extranjero e incluso vivió momentos de guerra civil, hasta consolidar las bases de una república federal. Vencido el segundo imperio, Benito Juárez consolidó el Estado mexicano moderno.